Ejercicio de escritura o “journaling” para comenzar mejor tu día

Si yo tuviera que elegir solo 3 cosas dentro de todas las posibilidades existentes para contribuir drásticamente a la paz mental de una persona, estas serían: integrar movimiento corporal a tu rutina diaria (caminatas, estiramientos, etc), integrar ejercicios de respiración e integrar un hábito de escritura. Este último es uno de los que más recomiendo, sobre todo a personas que se me acercan describiendo sentir la “mente llena de ruido” o “saturada de pensamientos”.

Y cuando hablo de un “hábito de escritura”, no te imagines tener que diario sentarte frente a tu computadora pretendiendo escribir los capítulos de tu próxima aclamada novela (claro, si lo deseas, go for it! jajaja). Me refiero al simple ejercicio de convertir una libreta en un espacio personal, el cuál, a través de la palabra escrita, se convertirá en tu espacio de desahogo, auto reflexión y conexión con tu ser.

Diversos estudios en psicología hablan de los beneficios de mantener una práctica de escritura consistente, catalogando esta como una técnica muy sencilla para acceder a un estado meditativo. En mi experiencia, tanto por lo que he observado y experimentado yo misma, como lo que he notado y me han compartido personas cercanas y clientes, escribir respecto a tus pensamientos, ideas, experiencias, emociones, contribuye a:

  • Aclararte. Imagínate que estás haciendo un vaciado de todo aquello que te causa ruido y desorden mental. Al depositar todas esas “piezas” fuera del contenedor que es tu mente, después es más sencillo ordenarlas, priorizar y también desechar las que no necesitas. Es como un ejercicio constante de limpieza y mantenimiento interno.
  • Conocerte. Es una práctica muy reflexiva, que te permite a través de las palabras entrar en una especie de diálogo con tu ser más auténtico, ya que es tu espacio libre para “hablar” contigo de lo que quizá no hablas con nadie más; para detectar miedos, inseguridades, fortalezas, anhelos, etc.
  • Tranquilizarte. Escribir respecto a tus sentimientos, emociones y sensaciones, es vital para validarles. La pausa que te permite escribir en tu diario sobre cómo te sientes, te ayuda a procesar emociones que pudieran estar desatendidas y eso, se traduce posteriormente en mayor paz.
  • Entrenarte. Aún si no lo haces todos los días, integrar esta práctica de manera frecuente, también contribuye a fortalecer tu disciplina, lo cuál te prepara para incorporar otras pequeñas (y eventualmente grandes) prácticas que ejecutadas de manera consistente, te acercan cada vez más a tu ser ideal.
  • Motivarte. Escribir respecto a las cosas que despiertan tu sentido de gratitud o utilizar afirmaciones y preguntas poderosas, es una manera de incrementar tu motivación y energía.

Yo me apoyo en el “journaling” para múltiples cosas y de múltiples maneras. Por ejemplo, escribo mi sueños como una manera de estar en contacto con mi subconsciente y como acervo creativo, escribo continuamente mis metas de la manera más específica posible para mantenerme conectada a mis objetivos e inyectarles energía y especialmente, lo hago para sembrar la intención de quién soy y como quiero ser. Por eso, hoy quiero compartir contigo uno de los ejercicios de escritura o journaling más sencillos y prácticos de implementar, además de poderosos que yo misma he practicado:

Toma tu diario, escribe las siguientes preguntas, respóndelas con toda la franqueza de tu corazón y repite el ejercicio tantas veces a la semana como te sea posible; especialmente cuando sientas desconexión contigo o con tu propósito. El objetivo es sembrar una intención clara de la energía y emociones que quieres fomentar en tu vida y tu entorno.

1. ¿Qué emoción puedo cultivar en mi hoy para apoyarme durante el día?

(el objeto de esta 1er pregunta es tomar conciencia sobre la responsabilidad y el poder de influir en cómo nos sentimos partiendo de una elección)

2. ¿Cómo deseo manejarme ante las situaciones que se presenten?

(la pregunta dos, nos recuerda que pese a que se presenten situaciones inesperadas que no estén en sintonía con nosotros, una vez más, siempre tenemos el poder de elegir como manejarlas y como manejarnos en ellas)

3. ¿Qué puedo aportar hoy a mi entorno?

4. ¿Qué agradezco poder recibir?

(las preguntas tres y cuatro se nutren del principio de reciprocidad; del flujo natural de dar y recibir)

Y te voy a compartir la última recomendación: la mayoría de las personas batalla en creer y aceptar que hábitos tan simples puedan tener implicaciones favorables tan profundas. ¡Tú no te conviertas en una de esas personas! ¡Inténtalo! Sólo experimentándolo es que sabrás cómo la práctica de llevar un diario puede ayudarte a tí y los beneficios que goces también serán muy personales.

Me hará muy feliz saber si este ejercicio en específico es de tu agrado y de qué maneras te ayudará de ahora en adelante, así que por favor compárteme tu experiencia en los comentarios y/o en redes.

¡Hola, soy Livier Zuñiga!
¡Hola, soy Livier Zuñiga!

Soy comunicadora profesional & una de los 300 high performances coaches en el mundo certificados por el High Performance Institute. Mi súper poder es inspirarte y ayudarte a revelar tus súper poderes.

Photo by David Iskander on Unsplash

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *